Educación plantea hacer una prueba al final de Bachillerato para obtener el título y acceder a la universidad

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte plantea para la reforma de la Secundaria una prueba de evaluación sobre los contenidos de los dos cursos de Bachillerato, que será necesario superar para poder acceder a la universidad. De esta forma, sustituirá a las actuales Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), más conocidas como Selectividad.

No obstante, el hecho de que se eliminen estos exámenes no quita que las universidades puedan hacer su propia prueba de acceso como se hace en otros países europeos, según ha indicado el titular de Educación, José Ignacio Wert, en un encuentro con medios de comunicación, tras informar al Consejo de Ministros sobre la reforma educativa.

En este examen, el alumno de bachillerato tiene que sacar una nota mínima de cinco y, para calcular la nota media para optar a una carrera universitaria, se ponderará un 60 por ciento, correspondiente a la nota de Bachillerato, y un 40 por ciento la nota de la evaluación nacional.

Para el final de la ESO, el departamento de Educación también plantea una prueba para aquellos alumnos que quieran continuar estudiando más allá de la etapa obligatoria hacia el Bachillerato y la Formación Profesional. Se trata, por tanto, de dos pruebas diferentes para optar a cada uno de estos dos caminos.

A diferencia de Bachillerato, titulan todos aquellos que hayan aprobado las asignaturas de 4º de la ESO o se hayan presentado a la prueba del nivel nacional y la hayan superado. De esta forma, el estudiante obtendrá el título de ESO si aprueba la ESO, pero necesitará hacer la evaluación para pasar a la siguiente etapa.

En Primaria, el ministerio propone una prueba obligatoria censal, a nivel nacional, sobre las materias instrumentales, como Matemáticas y Lengua, que acrediten que el alumno pasa de ciclo sabiendo leer y escribir y demostrando unos conocimientos básicos de cálculo.

El alumno que suspenda esta evaluación de Primaria, repite; el que haya repetido anteriormente algún curso en esta etapa, y no supere la prueba, pasará a 1º de la ESO, pero con un informe en el que indique que necesita refuerzo y apoyo.

Por otro lado, el departamento que dirige Wert también propone para la reforma del sistema educativo el aumento, como mínimo, de un 25 por ciento de la carga lectiva de Matemáticas, Ciencias, Lengua en Bachillerato y en parte de la ESO. Asimismo, quiere suprimir la combinación de optativas que hay actualmente en Bachillerato y dejarlo en tres vías más definidas.

Anuncios